Posts Etiquetados ‘digitalización’

El cenagal digital

Para ver mejor cerrar los ojos

No falta una coma en el subtítulo. Es que si la pongo tras “ver”, es correcto, y si la pongo tras “mejor” también. Es la única forma de ver claro entre la selva de ofertas, cuando uno trata de tejer algún camino hacia el futuro de las publicaciones. Yo evité tener que guiar a mi empresa editorial hacia el “negocio digital” encerrándome en una urna de cristal con diez mandriles en celo, en la recepción de nuestra oficina. Consideré el riesgo, y un año después sigo pensando que fue un acierto. Al fin y al cabo los insectos y la fruta son presentes tan exquisitos como un llavero con el logo de un proveedor. Y a cambio, no recibí tantas ofertas como por email.

Más información ...

Ganan los eBooks

Pues ya hemos llegado. Ya podemos hablar en pasado cuando digamos que los libros en papel son los que mantienen el negocio editorial. Sólo dos añitos han pasado. Hace dos años nadie apostaba por el negocio de los eBooks. Se veía (y se ve) con recelo y como amenaza, y parecía que nunca iba a llegar este momento. Pero este mes de julio se ha sabido que la facturación neta de eBooks ha superado el primer trimestre de 2012, por primera vez, la de los de tapa dura.

Y ahora apelemos a una frase hecha que todos conocemos: lo que pasa hoy en EE.UU. llega a España cinco años después. Si no fuera, en este caso, porque las empresas estadounidenses ya han entrado en España. Eso tiene dos lecturas. Por un lado, que nos quedan entre dos y cinco años de vida antes de que un mercado más avanzado nos adelante en nuestro propio terreno. La otra, que debemos copiar e inventar, inventar y copiar a toda pastilla lo que funciona en otros países, o adaptar esos inventos al nuestro antes de que lo hagan ellos.

Los efectos de mirar al lado y esperar a ver qué hacen los otros ya han pasado factura al sector. Muchos editores están muy mosqueados por la estrategia de Amazon. Y ya no hablemos de las de Apple, de refundar la enseñanza desde la empresa privada.

Sin embargo, todo esto se sabía. Así pues, este nuevo dato viene a ser otra nueva señal “divina” de la que habría que apercibirse. Es momento de que tecnólogos y empresas involucradas en el sector editorial aúnen fuerzas para sacar partido a las oportunidades que el libro electrónico, sus derivados y las oportunidades de negocio que puede generar empiecen a florecer.

Incluso en nuestra patética situación como país, en efecto.

 

Márqueting patapalo

En nombre de la Cofradía del Parche y el Gancho, quiero elevar una queja hacia la industria editorial en general.

Estudios diversos indican un incremento de ventas en libros, canciones y películas que nuestros asociados adquieren legalmente y comparten desinteresadamente con sus familias y amigos. Nos parece muy poco ético que la industria discográfica saque provecho de una actividad sin ánimo de lucro que llevamos desarrollando desde hace años sin percibir un solo euro.

De la misma forma que nadie para en un restaurante de carretera desolado y luego hace cola en uno abarrotado de gente, los aficionados a la música, a los libros o al cine prestan atención a obras que de otra forma serían desconocidas.

Así pues, queremos reclamar la parte que nos corresponde en los beneficios que dichas compañías están percibiendo a nuestra costa. Si hacen caso omiso de nuestras quejas, nos veremos obligados a constituir editoriales, empresas discográficas y distribuidoras digitales que cobren precios competitivos por las obras descargadas y desarrollen modelos de negocio que aporten más al usuario y al autor.

Ya puestos, exigimos a Google, Telefónica y al Ayuntamiento de Madrid que nos compensen por la ingente cantidad de búsquedas generadas, por incentivar el ADSL, y por descongestionar el centro de Madrid. Si hacen lo que pedimos prometemos no subirle los impuestos a nadie, ni donar miles de  millones a los bancos, ni especular con terrenos y promotores, ni contar milongas a diestro y siniestro.

Jack Torrent Peer

O’Reilly, imparable hacia el futuro

O’Reilly ha puesto en práctica algo que hace ya dos años circulaba de boca en boca en todas las ferias del libro: la impresión bajo demanda.

Ingram Content Group y esta importante editora han llegado a un acuerdo. Ingram proporciona a O’Reilly una vasta red mundial de impresión bajo demanda y distribución.

Desde ahora, los lectores podrán solicitar a O’Reilly cualquiera de sus títulos, gracias a la supresión del modelo antiguo de producción, por el cual las editoras tienen que calcular los stocks por adelantado.

Al suprimir los riesgos, es posible poner al alcance de todo el mundo la totalidad del contenido de la editorial. Sin duda, es algo que podría haberse hecho hace tiempo. Pero requiere de la digitalización del fondo, así como de la aportación tecnológica de sistemas de producción digital avanzados.

O’Reilly, como siempre, se adelanta al futuro. Otro paso hacia el pBook.

Hasta que llegue el pBook…

No cabe duda de que tarde o temprano llegará el momento en que la lucha por conservar el modelo de negocio editorial actual habrá cesado, en que los libros en papel serán sólo una parte del negocio, en que los ahora novedosos libros electrónicos serán sólo una parte del negocio editorial. Tan fácil es decirlo como negarlo, pero lo cierto es que lo que le ha pasado a los discos tiene toda la pinta de ir a pasarle a los libros. La aparición de dispositivos de lectura sólo ha abierto la puerta a esa posibilidad. Hacía tiempo que la tecnología había creado ya los eBooks. Y si no, ¿qué es un PDF?

No cabe duda de que llegará un día en que alguien hable de los pBooks (paper books) como un producto especial no dirigido al público general. Y hasta que llegue ese momento, vamos a vivir transformaciones en los procesos de producción.

Más información ...